¡Ven a celebrar el 4 de julio con un menú inspirado en las barbacoas americanas familiares!

New York Burger se convierte en el lugar perfecto para celebrar esta festividad con un menú BBQ especial disponible durante la primera semana de julio.

 

El 4 de Julio es el Día de la Independencia de los Estados Unidos. Por ello, familias y amigos se reúnen, disfrutan de actividades al aire libre y espectaculares fuegos artificiales. Por supuesto, la comida también tiene un papel fundamental, y lo habitual es preparar barbacoas para aprovechar el buen tiempo. 

Para celebrar esta festividad, durante la primera semana de julio, en New York Burger ofreceremos un delicioso menú completo inspirado en las barbacoas familiares con el que descubrir diferentes cortes de carne ahumada y cocinada entre 6 y 14 horas. Una propuesta para compartir entre dos personas compuesta por media ración de alitas, seguida de tacos de Brisket o Pulled Pork a elegir, medio costillar de cerdo asado y burger especial de Brisket o Pulled Pork, incluyendo una bebida por persona. Una delicia que podrá degustarse desde el 1 hasta el 7 de julio por un precio de 18,50€.

El responsable de esta propuesta gastronómica es nuestro chef Pablo Colmenares, que, tras formarse en Le Cordon Bleu de Londres y trabajar durante tres años en las cocinas de DiverXO, busca la innovación y el sabor auténtico tradicional americano en cada una de sus elaboraciones desde una base de herencia americana a la que añade su toque personal.

Ya son cinco las sedes de New York Burger en las que podréis celebrar el Día de la Independencia. De hecho, nuestra última apertura en Moraleja Green con decoración a cargo de Proyecto Singular ha sido reconocida con una nominación a los Restaurant & Bar Design Awards, que reconocen a nivel internacional el diseño de espacios de restauración.

 

New York Burger Menú 4th of July

La carta ahumada
Tras meses de investigación y viajes por los Estados Unidos, nuestro chef Pablo Colmenares volvió de Texas en 2017 con un horno del tamaño de una habitación. En él, cocina lentamente (entre 6 y 14 horas) diferentes cortes de carne con el humo de madera de nogal americano. El resultado es una jugosidad asombrosa, una textura suave que hace que la carne se desprenda fácilmente y un sabor repleto de matices sorprendentes.
 
En tan solo un año, hemos conquistado al público con carnes ahumadas como el brisket (delicioso corte de pecho de Angus Black), la costilla de vaca, que se sirve con salsa BBQ o bourbon; o el pulled pork (carne de cerdo ibérico mechada y ahumada). Más tradicionales, pero con sello propio, son las costillas de cerdo o la pechuga de corral ahumada. Todas las carnes pueden degustarse o servidas en una tabla y acompañadas de encurtidos y guarniciones de la casa, o en el interior de unos tacos con tortillas de maíz acompañadas de guacamole o bien en un delicioso sándwich.