New York Burger | The New York Burger Challenge, por Juan y José
641
post-template-default,single,single-post,postid-641,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

The New York Burger Challenge, por Juan y José

El título de esta noticia no es nuestro, lo tomamos prestado de los dos buenos amigos de New York Burger que aparecen en la imagen que acompaña a estas líneas. Su pequeña historia creemos que merece ser contada, y nadie mejor que ellos para hacerlo. Sólo queremos darles las gracias por ser como son, y por facilitarnos tanto la tarea de contar su relación con nosotros. Escribe Juan:

“Mi primo José y yo vamos a NYB (el de la calle General Yagüe) desde que abrieron. Vamos a medio día entre semana, porque esta al lado de mi oficina. Hemos ido muchas veces, y normalmente pedíamos la hamburguesa de 250 gramos (la de 160 nos sabía a poco y la de 350 nos parecía demasiado). No habíamos probado todas las hamburguesas, y de hecho casi ni sabíamos cuáles habíamos probado y cuáles no.

Poco después sacaron la hamburguesa de medio kilo, aunque nosotros tardamos un poco en probarla. Un día que nos pilló con más hambre de lo habitual, nos pedimos la hamburguesa grande, y fue cuando le propuse a mi primo probar todas y cada una de las hamburguesas del menú en versión de 500 gramos. Su inmediata respuesta, al más puro estilo Barney Stinson fue “challenge accepted!!!”.

Y así ya llevamos 13 hamburguesas. El ritual es siempre el mismo: fingers de queso para compartir con salsa miel y mostaza, Coca Cola Zero, y la hamburguesa que toque. Nunca miramos cuál es, porque preferimos la sorpresa.

Además de disfrutar de unas hamburguesas excelentes en las que se nota el mimo en la selección de los ingredientes, y la propia elaboración de las hamburguesas, nos lo estamos pasando muy bien. Allí ya todos saben que estamos haciendo lo que Jose y yo hemos bautizado como New York Burger Challenge.

Respecto a nuestra favorita, preferimos llegar al final para pronunciarnos. En todo caso es realmente difícil elegir solo una, pero si me tengo que mojar, hasta ahora creo mi elegida sería la Brooklin, con queso Philadelphia y bacon.

Cuando lleguen al final de la carta les preguntaremos, y lo contaremos aquí, cuál de nuestras hamburguesas ha sido su favorita. Ni que decir tiene que esa última ocasión correrá por cuenta de la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No Comments

Idioma